jueves, 26 de enero de 2012

¿QUÉ PIENSA DIOS DE TI?

   Una tarde mi esposo llegó a casa después del trabajo, puso su computadora en la mesa y nos llamó a mis hijas y a mi para mostrarnos algo: “Google Earth”, me parecía fantástico que la tecnología moderna nos permitiera ver el planeta tierra tal como se ve desde el espacio. Mi esposo nos mostró como podíamos elegir un país, y el programa se iría aproximando hasta localizarlo en el mapa. Y no solo un país, sino una ciudad y más aun, una dirección específica. Pudimos ver nuestra casa, la escuela, la iglesia, la casa de los abuelos. Mientras todos estaban entretenidos con este programa tan fascinante, vino a mi mente  aquel verso de la Biblia en  2 Crónicas18:9 que dice:
“Porque los ojos de Jehová contemplan toda la tierra para mostrar Su poder a favor de los que tienen corazón perfecto para con El”
   Yo pensaba: “Así es como Dios ve todo. El está contemplando la tierra. Pero no solo ve los planetas, los países, El contempla toda la tierra buscando algo. Sus ojos se detienen en quienes tienen un corazón perfecto para con El ,  quienes procuran una vida íntegra e irreprensible”. A diferencia de Google Earth, los ojos de Dios no solo contemplan superficialmente, los ojos de Dios penetran hasta ver el corazón y sus intenciones.
   Recuerdo una noche cuando mis hijas eran muy pequeñitas, que tenían temor a la hora de ir a la cama, y entonces yo les dije: “no tengan miedo, Dios las está viendo. El las ve todo el tiempo, donde quiera que estén,  aun cuando juegan bajo la cama El las puede ver… y entonces, pude ver en sus ojitos temor. El tener consciencia de un Ser Superior y omnipotente observándonos puede resultar sobrecogedor. Mucho depende de cuánto le conozcamos y de la información que tengamos de El. Hay personas que piensan que Dios es un  anciano de vestiduras blancas con cabello canoso largo y barba, enojado, con el ceño fruncido, la mirada penetrante y un dedo acusador señalando el último de nuestros pecados y con el poder suficiente para mandar un rayo y desintegrarnos instantáneamente.  Algún día le veremos y sabremos cómo es El.
  Cuando nos preguntamos ¿Qué piensa Dios de mi? Pensamos que seguramente le hemos decepcionado. Llegan a nuestra mente muchos motivos por los cuales creemos que seguramente está enojado con nosotros y que está planeando castigarnos.   Pero la verdad es que a los que tienen un corazón íntegro El anda buscando hacerles bien utilizando todo su poder de manera favorable para beneficiar su vida. ¡Qué descanso! Cuando mis hijas comprendieron que Dios cuidaba de ellas, que las defendía del mal, que las amaba como su papá pero con un amor perfecto, ellas se sintieron seguras incluso cuando mi esposo tenía que viajar.
    Es reconfortante saber que Dios está de tu lado, que está contigo y no contra ti. Que tiene buenas intenciones y pensamientos acerca de ti. Y está dispuesto a usar todo su poder para ayudarte. ¡Comprender esto es realmente grandioso!
   Si tu veías las seríes en la televisión seguramente puedes recordar esa sensación que se experimenta cuando alguien está en verdaderos aprietos y llega Supermán, Supercán, o el Chapulín Colorado a defenderle; una sensación de alivio, de confianza, de triunfo. Pues la próxima vez que  estés en una situación  difícil  no te preguntes: “y ahora ¿quién podrá ayudarme?” Solo recuerda que Si Dios es contigo ¿quién contra ti? ¡Somos más que vencedores por medio de Aquel que nos amó!
Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis.
Jeremías 29:11

VISITA grisdeluna.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada